consejos prácticos

foto   revisiones - normativa   foto contrato mantenimiento   foto contratos   foto tarifa

REVISION DE LA CALDERA
Inspeccione su caldera anualmente. Teniendo su caldera limpia e inspeccionada anualmente quedará perfectamente revisada, comprobando su rendimiento, tiro y otros parámetros, consiguiendo un óptimo aprovechamiento energético, atendiendo siempre a las prestaciones indicadas por el fabricante.La inspección puede envolver la reposición de la mezcla de aire y combustible por combustión propia como también la limpieza del calefactor y los quemadores para asegurar máxima circulación y combustión. Exija siempre el certificado de revisión y la factura correspondiente.

PRESION DEL AGUA
Comprobar de forma regular la presión del agua en la instalación. El circuíto de la caldera debe estar lleno de agua y las llaves de salida y retorno de calefacción, abiertas. Con la caldera en frio la presión debe de ser superior a 1 bar. Con la calefacción en funcionamiento la presión puede subir un poco volviendo a su estado habitual cuando se enfrie.
Si la presión disminuye debe de avisar a su instalador o SAT Oficial porque puede estar ocurriendo que haya una fuga o pierda agua por la llave de vaciado o la válvula de seguridad de la caldera.

COMPROBAR QUE:
Las rejillas no estén tapadas por ninguna clase de objeto, su función es imprescindible. Si detecta que huele a gas: